El ingeniero fue uno de los primeros maestros del Instituto Tecnológico de Saltillo.

Qué tal estimados amigos, con el gusto de siempre los saludo, el personaje del que hoy hablaremos es sumamente reconocido en el ámbito estudiantil, deportivo y social de nuestra ciudad.

Aunque nació en Monclova, Coahuila, su trayectoria como maestro emérito la desarrolla en su querida ciudad de Saltillo, pues se ocupa de trasmitir sus conocimientosa muchas generaciones de estudiantes que hoy se desenvuelven como profesionistas de la ingeniería, ya que fue docente por más de 40 años en las aulas de su amado Tecnológico de Saltillo y de las cuales una de ellas, lleva orgullosamente su nombre, me refiero al ingeniero Óscar Peart Pérez.

Asimismo, fungió como director del Colegio México por un periodo de más de 18 años, imagínese usted, a cuantas generaciones de estudiantes trató y preparó para el desarrollo de su vida profesional durante todo este tiempo.

Seguramente, usted que fue su alumno lo recuerda con cariño, ya que él es piedra angular de los cimientos que erigieron, lo que hoy es el Instituto Tecnológico de Saltillo, esa institución que precisamente el próximo 15 de Julio cumple 62 años de haberse inaugurado.

El ingeniero Peart, formó parte de la planta de maestros fundadores que utilizaron las aulas de esa institución por primera vez el 3 de enero de 1951 y junto a él, otros personajes gratamente recordados, como es el caso del lic. Arturo Ruiz Higueras, así como del ingeniero Segundo Rodríguez Álvarez y muchos más, en ese tiempo dicha institución abre sus puertas a tan sólo 314 alumnos, la misma que hoy alberga orgullosamente los sueños de más de 3 mil 300 estudiantes.

Dato importante en su trayectoria, es el haber sido director de esa prestigiada institución por el periodo más largo, de 1952 a 1960, esta que fue inaugurada por el entonces presidente de la República Miguel Alemán Valdés y fincada en los terrenos que donó al Gobierno del Estado de Coahuila otro personaje como lo fue don Humberto Castilla Salas.

ingeniero-oscar-peart-tecnologico-saltillo

Para conmemorar la trayectoria del ingeniero Peart, se le puso su nombre a una escuela primaria y se le reconoció por parte del Ayuntamiento de nuestra ciudad en el año 2003 con la máxima presea que se otorga a ciudadanos ejemplares.

Él siempre se caracterizó por haber sido un hombre sumamente modesto y apegado a los más altos valores éticos por efecto de sus orígenes. El esfuerzo por lograr la meta de su educación lo forjó como un hombre de lucha por lograr sus objetivos, graduándose por la UNAM como ingeniero químico metalúrgico, donde posteriormente se dedica a la docencia y a la investigación lo que lo hace ser maestro del Heroico Colegio Militar de México, alcanzando el grado de Maestro y Capitán.

Años más tarde y por cosas del destino se traslada a la ciudad de Monterrey donde conoce a un hombre que le brinda su amistad y la oportunidad de colaborar como maestro, me refiero a don Eugenio Garza Sada, fundador del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, donde tiempo después la vida le presentaría la oportunidad de forjar un proyecto que represento para el, su más grande anhelo, el Instituto Tecnológico de Saltillo, sus alumnos le recuerdan por aquella frase que decía “de la mina a lámina” y donde gracias a su iniciativa se crea la carrera de Técnico en Siderurgia, lo que a la postre se convertiría en la especialidad de ingeniero en materiales.

Algo que siempre distinguió al ingeniero Óscar Peart Pérez fue su participación activa en grupos de apoyo moral y espiritual para con los más desvalidos, es su caso más especifico con los presos de los reclusorios, a quienes visitaba para llevarles un mensaje de aliento apegado a la creenciareligiosa que el profesaba, sus hijos recuerdan esos pasajes como algo que los marcó profundamente en bien del entendimiento de la condición humana.

Su concepto de valorar las relaciones humanas lo llevó a escribir libros sobre el comportamiento que debería desarrollar los supervisores con sus subalternos para obtener el óptimo resultado productivo. De su visión se desprende la creación de las estadías de los maestros en las factorías para que posteriormente éstos se ocuparan de conectar a sus alumnos con las actualizaciones del conocimiento profesional.

Su relación en el ámbito deportivo lo liga con el futbol soccer, deporte de sus amores que alguna vez jugó de manera semi profesional con los Pumas de la UNAM y del que era un apasionado seguidor, herencia deportiva que trasmitió a sus hijos donde algunos de ellos destacaron de manera notable en nuestra ciudad.

Desafortunadamente el ingeniero Peart Pérez fallece el 17 de abril de 2011 dejando un legado en su trayectoria como hombre de bien, su huella en la docencia, en el deporte y para con su sociedad, ahí quedará en quienes tuvieron la fortuna de conocerlo, Sin duda que su más grande tesoro fue su familia. Por todo esto amigos, honor a quien honor merece reconocemos a este personaje de nuestra ciudad, como un constructor de hombres de bien a través de las aulas, ingeniero Óscar Peart Pérez.

6 Comentarios Deja un comentario

  1. Chayito De la Rosa 30 julio, 2013 Subscriber

    Gracias por darnos la gran labor realizada por nuestro maestro peart y todo la planta de maestros que tuvimos en la Esp:T.LQ. Gracias!

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X