Catedral de Santiago

Orgullo de la Ciudad de Saltillo es su hermosa Catedral, una de las más bellas e imponentes de la República Mexicana. Su construcción fue iniciada en 1745 y terminada en 1800. Luego, de 1893 a 1897 se edificó su esbelta torre. Con sus 72 metros de altura y una muy vasta superficie arquitectónica en la que resalta su magnificente fachada que combina varios estilos, entre ellos el barroco, esta Catedral dedicada al Santo Patrono de la Ciudad, patentiza el fervor de muchas generaciones cuya fe se ve así transformada en monumento.

Inicialmente fue edificada como templo parroquial, “de tamaños que exceden con mucho las necesidades de una población tan pequeña como es el Saltillo” decían las crónicas de la época. Cuando se erigió la Diócesis de Saltillo”, el año de 1891, el templo fue depositario de la Sede del Obispo desde la cual el Pastor diocesano desempeña su ministerio episcopal, confiriéndosele por ello el carácter de Catedral.

Desde el año de 1967, la Catedral ha sido sujeta a constantes trabajos de restauración por los cuales se le han renovado sus tesoros artísticos y mantenida indemne su integridad arquitectónica. Tanto el conjunto como cada uno de los detalles que forman la bella edificación de la Catedral de Santiago de Saltillo tienen un significado profundamente teológico y sirven para un fin litúrgico-cultural definido. El diseño arquitectónico general corresponde al denominado “estilo cruciforme”, en el cual el eje de la cruz estaría representado por la espaciosa nave central, y los brazos por las naves laterales, cada cual rematada con muy ornamentados altares.

Domicilio: Hidalgo y Juárez, Zona Centro
Horarios: Lunes a Domingo de 9:00 am a 1:00 pm y 3:00 pm a 7:00 pm
Teléfono: (844) 414-0230

Fuente: Turismo Saltillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *