Cierto día estábamos en la colorada (pero ya como alumno interno y estaba en segundo año por lo que ya era veterano) era de noche y llego un compañero buitre que le decíamos el San Antonio pero no crean que era de Texas más bien era de cerca de un poblado de Saltillo o sea de San Antonio de las Alazanas.

Llego acompañado de 2 jóvenes ya grandes, recuerden que para esa época yo tenía aproximadamente 18 años y los chavos (jóvenes) se veían como de 25 -30 años o sea maduritos los muchachitos. Pues no se que les diría mi amigo el san Antonio, me  imagino que los trajo a Buenavista ( a la Narro) con artimañas tal vez… supongo, que pensaban que se la iban a pasar a toda madre (bien)…… ante tanto pelao (hombres), pero llegando y entrando a la colorada empezó a gritar el San Antonio… ¡VENGAN VENGAN SALGAN QUE AQUÍ TRAIGO A 2 PUTOS……….VAMOS A CHINGARLOS!………

Yo sobresaltado me emocioné y presto a golpearlos saque mi tabla  y empecé a seguirlos, no se de donde salió de repente tanto cabrón con cintos y tablas…ya que iban rumbo a otro dormitorio que se llama el Paraíso que esta atrás de la colorada y el porfirio (edificios dormitorios ).

Ya ahí los metieron al paraíso y para en ese momento ya habíamos como más de 50-60 buitres.

Unos compañeros de tercero y  cuarto año empezaron a interrogarlos así:

Buitre.- De donde son cabrones ?

Jotito.- Deeeee Saltillo.

Con mucho miedo contestó.

Buitre.- Son Putos cabrones ?…

Jotito .-  No… solo venimos por curiosidad pero no somos putos…

Buitre.- Si hijos de la chingada… ustedes son putos…

EL compañero buitre empezó a cachetearlos a los 2 jotitos hasta que los sangro de la nariz a ambos y los golpeaban con saña.

                               ¡Gritaban llorando… No, no somos putos …no nos golpeen!.

En esos momentos me impresioné tanto y empecé a sentir lastima por ellos, ya que en un principio llevaba mi tabla para golpearlos, pero al ver lo que estaba sucediendo ya no me gusto nada.

Estaban  golpeándolos horrible y empezaron a desvestirlos, desgarrándoles sus ropas,  se veía que eran de buena familia por su ropa elegante que traían. Les quitaron relojes, esclavas etc. Como dije antes los desnudaron casi totalmente solo los dejaron en trusas. Para ese momento ya no tenía ninguna intención de golpearlos, como en un principio, por la golpiza sádica que les estaban dando.

No están para saberlo, pero quería interceder por ellos, pero la verdad tuve miedo que si me metía también me iban a golpear

ya que apenas había sido veterano o sea estaba en 2do y todavía no tenía ninguna jerarquía por lo que solo observe.

Ya fastidiados de golpearlos y llorando los pobres jotitos, les dijeron los veteranos :

         Si pasan la fila india se pueden ir, pero si se paran los vamos a chingar……

Hicimos fila india o sea formados en ambos lados para que pasaran por en medio de nosotros… unos con cintos y otros con tablas etc.

A correr cabrones…  Empezaron a correr como demonios en medio de la fila india…Tablazos y cintarazos por doquier, para eso yo me hice tonto y no les pegue con mi tabla…

Pasaron la fila india con tropezones y angustia, que ya no se detuvieron para nada.

 

Esta historia triste pero verídica me hizo recapacitar para no hacerlo, porque yo ya había sentido en carne propia lo que les hicieron…  ya no volví a golpear a nadie, al menos con esa saña…

Historias de un Buitre de la Narro #9