“ Alma Terra Mater” .

La escencia y amor a una noble institución como la: Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro, cuyo fin y objetivo es la de sacarle provecho a la MADRE TIERRA, el producto alimenticio para beneficio de México y toda la humanidad, es una obligación y orgullo para todo alumno o egresado, aprenderse, o saber el ALMA TERRA MATER, grito de combate y me atrevería a decir, que hasta de guerra; sentimiento generado por el amor a esta escuela.

En este episodio, voy a relatar de como fue que aprendí, este famoso grito de guerra; y para eso retornamos al pasado, o principio de mis aventuras de novato de primer año.

Cuando había alguna hora libre en el horario de clases, era un martirio para nosotros los pelones, ya que entraban los veteranos a golpearnos a las aulas de clases; los de primer año estábamos en el tercer piso de la planta alta del “Principal”; ahí esperábamos al maestro cuando nos tocaba la clase, pero… cuando había una hora libre o el maestro no daba la materia, era un suplicio, dicha espera.

Los veteranos aprovechaban estas horas libres, para entrar a los salones…Nosotros, sentados en nuestros pupitres…Los veteranos, iban pasando como inspectores uno a uno y preguntándonos lo de siempre:

De donde es pelón?

y enseguida…PUM… (un GOLPE EN EL PECHO).

Si eras trino (gentilicio de sampetrino) y te preguntaba uno del norte (norte de Coahuila), te seguía golpeando en el pecho…

Pero también los trinos veteranos, golpeaban a los del norte, como si fuera un concurso de golpes, sobre todo cuando había veteranos de ambas partes de la región.

En ocasiones eran tan bañados (abusones) que ahí mismo te agarraban a cachetadas y mientras más “cebo” (que se te resbalaba) fueras, más te golpeaban. Esta palabra de  “cebo” se me quedó mucho en la mente, ya que los veteranos la decían mucho, cuando nos golpeaban.

En cierta ocasión que entraron varios veteranos a nuestra aula de clases, después de golpearnos, nos dijeron que si nos sabíamos el ALMA TERRA MATER…en forma generalizada, contestamos que NO nos lo sabíamos.

Prestos e inmediatos tomaron un gis y comenzaron a escribir en el pizarrón:

 

ALMA TERRA MATER…

ALMA TERRA MATER…

ARDA TROYA Y EN COMBATE MUERA O MATE…

ARDA TROYA Y EN COMBATE MUERA O MATE…

¡BUITRES!

¡BUITRES!

¡AL ATAQUEEEEEE!.

 

No nos fue difícil de aprendérnoslo y mucho menos a base de chingazos (golpes)… la verdad es que estaba muy sencillo pero sobre todo, los veteranos como soldados oficiales, estaban influyendo en nosotros, por lo que nos sentíamos muy orgullosos de gritarlo…Y así era, porque cuando íbamos a los juegos de futbol americano y sobre todo cuando nos tocaba jugar con los BURROS PARDOS del tecnológico de Saltillo, eternos rivales de nosotros los buitres a muerte y que en otra ocasión les contaré sobre algunas peleas con estos…Al gritar el ALMA TERRA MATER, era como el clarín de guerra…BUITRES AL ATAQUE…con este lemático grito, nos efervecía la sangre  y las ganas de pelear…por lo que en los juegos y deportes no era extraño que surgieran los pleitos por el amor a la camiseta ( team).

Realmente eramos dueños y amos de la ciudad de Saltillo, por lo que por donde quiera que fueras te sentías, superior a cuálquiera y era muy raro que un buitre andubiera solo…Así que ya se han de imaginar.

    Regresando a las aulas de clases del tercer piso del “PRINCIPAL”,a nadie nunca se lo comenté, pero cuando eran días duros de mala suerte y estábamos en el tercer piso del “principal” venían a mi pensamientos como el de imaginar poder volar y lanzarme…pero la razón y la realidad volvían y aguantarme era la mejor solución.

Escudo de la UAAAN - Alma Terra Mater